PROCESO DE ACOGIDA (ADAPTACIÓN) CON FAMILIAS

Después de mucho investigar, en Lagartijas,  hemos decidido dar una vuelta al conocido y temido «Periodo de adaptación» a la escuela infantil, que no dejaba de ser que los peques se «resignen» a separarse de sus padres de a ratitos, a estar en un sitio que no conocen, con gente que no conocen y sin sus familias, que son la única referencia de apego seguro con la que cuentan para explorar el mundo que les rodea. Tenemos muy claro que esto no responde a la necesidad y derecho de los niños a vivir experiencias emocionalmente seguras.

Por eso, en nuestra «pequeña casa», hacemos entre todos un «proceso de acogida» más respetuoso y transparente.

Las familias estarán dentro de la clase con nosotras, para que los peques puedan conocer a sus nuevas personas de referencia con ellas, que claramente son lo más importante para ellos y así, crearemos este nuevo vínculo de apego sano desde el amor, la confianza, el juego, la alegría…  y no desde el miedo, la resignación y la tristeza.

Compartiremos este proceso entre tres (familia-niño-educadora), para conocernos mutuamente y poder construir juntos ese «equipo familia-escuela» que tanto nos caracteriza y que creemos imprescindible para comenzar esta andadura en Lagartijas.

Deseamos de corazón que esta transición de los peques de casa a «nuestra segunda casa», sea lo más natural y positiva posible, ese es nuestro único objetivo.